25
Ago
09

Entre el 2009 y la partida de algunos de mis seres queridos

Día lluvioso

Día lluvioso

Todo comenzó en Abril de este año, a los dos días de recordar el tercer aniversario de la muerte de mi viejo, los abuelos decidieron que era hora empezar el viaje a hacerle compañía. Mi abuela materna fue la primera en partir, inesperadamente recibí una llamada en la noche del jueves santo, recuerdo que iba junto a quien en esos días era mi novia, mi cuñado y unos amigos por una pizza, mi celular sonó, mi prima que nunca antes había marcado mi número, está vez haciendo uso del DI (Discado Internacional), con voz muy apagada y temblorosa, se disculpaba por darme semejantes noticias, mi abuela, “Mita” como siempre la llamé, se había ido.

Fue la primera vez que sentí la impotencia que causa la distancia, el no poder abrazar a tus seres queridos en ese momento, no poder estar con ellos, no despedirte de tu abue en presencia, a la vez no sientes el dolor de la misma forma, pues no estás ahí… la sensación es extraña es de estar y no estar, de sentir y no sentir, es como si se quedara en pausa.

Unas semanas después mi abuelita paterna se resbaló, si, algo tan sencillo como eso hizo que sus huesos roídos por la osteoporosis se quebraran, su cadera se hiciera pedazos y no pudiera volver a caminar, ella no lo sabía y no le agradaba para nada la idea de no poderse mover, de al menos no poder a paso lento moverse por su pequeña casa, sentarse en su cama a ver sus novelas, compartir el sillón con mi primo y conversar de sus historia y gente que ya tampoco está. Durante dos semanas estuvo en la clínica, sedada para que pudiera soportar los fuertes dolores producto de la lesión. En una madrugada de domingo decidió que era hora de dejar este mundo y reunirse con su hijo.

Segunda vez en la que tuve un día de esos, en los que no te sientes ni bien ni mal, sabes que físicamente está mejor, que ya no hay dolores, ya no hay molestias, pero tampoco tendrás su presencia de ahora en adelante. Nunca fui muy cercano a ella, pero era la madre de mi Padre, se sacrificó mucho para sacar adelante a sus hijos y hacerlos personas de bien y mi padre sí que lo fue.

Decidí que era el momento de visitar a mi madre y a mi hermana, de darles la sorpresa y pasar con ellas una semana, la casa de mis abuelos ya no era la misma, mi abuelo ya no contaba tantas historias como antes, le hacía falta la viejita que sintió caer la nieve de los años a su lado, en la casa de mi otra abuela el cambio era más fuerte, su ausencia, se hacía sentir en cambios por toda la casa, en remodelaciones y espacios redistribuidos.

El día que me despedía de mis primos en medellín, al pasar a saludar a mi tía por casualidad me encontré con mi primo Andrés, hacía mucho que no lo veía, sin saber que sería la última vez.

Cuando aún las heridas de la partida de mi abuela paterna no cicatrizaban, alguien decidió que mi primo Andrés, con 20 y tantos años debía irse también, lo mataron mientras trabajaba, esta vez fue mi hermana quien me llamó, la noticia llegó temprano en la mañana, nuevamente el día fue largo e invivible, el dolor y la impotencia de la partida de alguien tan joven porque alguien más tomó la decisión de quitarle la vida, siempre serán difíciles de describir.

El shock para la familia de mi padre fue tremendo, en menos de dos meses mi abuela y mi primo, habían dejado este mundo, habían pasado de acompañarnos físicamente a dejarnos solamente sus recuerdos y su cariño, para mi, a ellos se sumaba mi abue, que había partido primero. Para mi familia eran, hasta este punto, tres las personas que ya no estaban.

Hace una semana y media mi abuelo se agravó, a sus 93 años su corazón estaba muy débil, su cuerpo no era el mismo de aquel hombre que labraba la tierra y realizó viajes por toda antioquia (departamento de antioquia, en colombia, tierra de mis padres y mi familia) que contaba historias y se acordaba de toda la gente buena que se había encontrado en el camino de su vida, que conjugaba su sabiduría producto de los años con los refranes comunes y suspicaces que siempre caracterizan a un buen paisa. A la semana de estar en el hospital, le dijo a mi madre que mi abue lo estaba esperando para entrar los dos de la mano al cielo y aunque el par de viejos siempre se la pasaban peleando, su amor les ayudó a estar juntos durante 63 años en esta tierra y toda una eternidad fuera de aquí.

El viernes pasado mi abuelo, se despidió, acortando la distancia entre las generaciones que sobreviven de la familia, reduciendo el número de hombres buenos que existen bajo este cielo.

Fui afortunado por tenerlos durante tantos años, nunca estuve cerca de ellos más de algunas semanas, siempre viví alejado durante la mayoría del tiempo, pero conservaré por siempre su cariño y su ejemplo en mi corazón.

Curiosamente entre la muerte de todos ellos hubo una distancia de más o menos un mes y medio.

Foto Vía: Ojo Digital


11 Responses to “Entre el 2009 y la partida de algunos de mis seres queridos”


  1. agosto 25, 2009 a las 12:08 pm

    Es el post más hermoso que he tenido el agrado de leer en tu blog. Bueno, tampoco lo he revisado de cabo a rabo :o)

    Te comprendo perfectamente. Yo he sufrido en este tiempo algunas pérdidas, muy importantes para mi, para mi familia. Mi abuelita (la última viva, ya me quedé sin abuelos), un tío, mi papá, y una tía. Todos en menos de 2 años.

    Me partieron el corazón. Me arrancaron algo dentro de mí, que nunca regresará. Sé que no volveré a ser la misma. Nunca más.

    Sin embargo, tal como dices, ellos están ahora en un lugar mejor. Esperándonos. A que sea nuestro turno de partir, y nos recibirán emocionados. Volveremos a estar juntos. Lo sé.

    Y aunque no estén más con nosotros físicamente, están en los recuerdos. Sé que mi papá está en las flores, en el queso de coco, en un buen vino tinto, en la playa, en una sonrisa, en un bebé. Están en todos partes. Siempre pendientes de nosotros.

    Un gran abrazo. Y fuerza Jose, fuerza.

    Besos.

    • agosto 26, 2009 a las 8:58 am

      Gracias Mona, la verdad es que han sido días duros, pesados, pero como todo en esta vida, pasaran.

      Ahora tenemos que hacer de nuestro paso por este mundo algo que valga la pena y luego nos volveremos a encontrar con ellos🙂

      Un abrazo

  2. agosto 25, 2009 a las 7:29 pm

    Con respecto a lo de la muerte hay muchísimas opiniones divergentes. Qué pasa luego de que morimos? A dónde nos vamos? Pues mucha gente dirá que a ninguna parte y otros dirán que al cielo o al infierno.

    En este aspecto estoy de acuerdo con Nita. Creo que al final de este viaje comienza otro, y es mucho mejor que el primero. Un viaje sin tanto sufrimiento y barbaridades que se ven acá.

    Y como dice mi maestro Silvio:

    Al final del viaje está el horizonte,
    al final del viaje partiremos de nuevo,
    al final del viaje comienza un camino,
    otro buen camino que seguir
    descalzos contando la arena.
    Al final del viaje estamos tú y yo intactos.
    Quedamos los que puedan sonreír
    en medio de la muerte, en plena luz.

    Pues eso estimado, un abrazo. Fuerza y adelante, que nos queda mucho por hacer a los que seguimos por acá🙂

    • agosto 26, 2009 a las 1:21 pm

      Concuerdo con los dos, sobre que la vida no termina al morir en este mundo, olvidé ponerlo en el post, pero esa es la idea de escribir de esta forma, que personas chéveres como ustedes completen muy acertadamente lo que se me escapa🙂

      El maestro (sabiamente llamado maestro) Silvio, lo expresa muy bien…

      Personalmente, ha sido un año complicado por varias situaciones, y creo que la tristeza no expresada por mi de muchas formas, se salió en este post.

      Gracias por los ánimos y como, bien dices, aún nos queda mucho por hacer a los que seguimos por acá.

      Un abrazo Master

  3. agosto 28, 2009 a las 9:11 pm

    No tengo palabras para describir lo bueno del post aun cuando las circunstancias que llevaron a que lo escribas no sean favorables, no al menos para quiene se quedan de este lado de la vida.

    Admiro, a las personas que como tu encaran una realidad como la muerte y se animan a escribir algo tan personal como privado en un espacio que siendo personal es público.

    Mi solidaridad en la distancia y aún cuando no he cruzado más que dos o tres palabras contigo considero que somos compañeros de la misma red.

    • agosto 31, 2009 a las 6:02 pm

      Gracias Juan Fernando y que chévere que te haya gustado el Post. Si era medio delicado ponerlo acá, al menos me la pensé bastante, antes de publicarlo, normalmente no suelo escribir de cosas tan personales, aunque esta ocasión lo ameritaba.

      Un abrazo

  4. septiembre 16, 2009 a las 2:10 pm

    Al leer tu relato se me ponía la piel como de gallina, sentía escalofrío sólo de pensar en el dolor que produce la muerte! Siento mucho la perdida de las personas que amas y en tan poco tiempo, la verdad no lo sabía… Te envío un abrazo enorme José, eres una muy buena persona, y con tu relato, me haces pensar que debo aprovechar al máximo el tiempo con mi familia, ahora que están aqui, en este mundo.

  5. septiembre 18, 2009 a las 10:04 am

    Gracias mister, Un abrazo.

    Hay que disfrutar de ellos mientras están con nosotros, ellos tiene mucho para enseñarnos🙂

  6. 9 Glenda Ponce Espinosa
    noviembre 13, 2009 a las 10:49 am

    Jose, me gustaría tener las palabrabas precisas.. o haberlas tenido en su momento… pero igual que antes (descartando cierto tiempo.. en que las cosas fueron diferentes), igual que hoy, igual que siempre… tienes mi mano amiga contigo, un par de oidos (y de ojos), un hombro o simplemente una compañía aunque a veces sea invisible… pero siempre presente…

    Que “Dios sabe porque y cómo hace las cosas” lo sabemos aunque a veces sea difícil entenderlo..se que tú lo entienes… Algo que nos queda claro a quienes te conocemos (y a tú hermano) es que son persona de bien, que tú papi, mami, abuelitos y quienes los han rodeado desde bebés… han hecho un excelente trabajo… tan bueno que incluso para estos “difíciles momentos” los prepararon…

    Ánimo Jose… y no solo en esos momentos… sino cuando lo decidas y de la forma que prefieras… estoy contigo (y el resto de amigos también)!!!

    Un fuerte abrazo🙂

  7. diciembre 6, 2009 a las 10:50 pm

    Muchos saludos Jose,

    Llego por estos lares después del Barcamp. Agradecidísima por tu hospitalidad y curioseando un poco en este mundo virtual. Y debo decir que esta entrada en el blog ha suscitado una avalancha de sentimientos de lo más contrapuestos. Cuando en un corto lapso sucesos como los que te tocaron vivir se agolpan, hay muchas preguntas que surgen; ideas que se fijan en tu cabeza y grandes recuerdos que reviven de alguna manera lo mejor que esas personas que partieron, te transmitieron y compartieron contigo.

    Yo de alguna manera aprendí a simplemente agradecer el tiempo que tuvimos con esos seres que nos son tan queridos y que han hecho de nosotros quienes somos. A llevar muy en alto sus enseñanzas para que no sean mero recuerdo, sino que de alguna manera vivan con nuestras acciones.

    No existen palabras para confortar a nadie en estos momentos, no se puede compartir la carga de ese dolor que es propio. Pero sí se puede ( y lo hago) ofrecer un gran abrazo y espero que ese dolor que sientes no se convierta en amargura, pero si en aprendizaje y en fuerza para seguir caminando este mundo.

    Muchos saludos desde UIO,

    AnaCrix

  8. 11 MIREYA
    abril 1, 2010 a las 5:11 pm

    QUIZA MUY POCOS PUEDEN EXPRESAR CON TAL LIBERTAD EL DOLOR DE LA PARTIDA DE UN SER QUERIDO, Y AL MISMO TIEMPO TENER EL VALOR DE SEGUIR, ELLOS A PESAR DE QUE DEJARON DE ESTAR MATERIALMENTE EN ESTE MUNDO, SUS RECUERDOS SUS ENSEÑANZAS SIMPRE VIVIRAN JUNTO A NOSOTROS COMO UNA SEGUNDA PIEL, PORQUE SON PARTE DE ESTA AVENTURA QUE LLAMAN VIDA…. GRACIAS POR COMPARTIR ALGO TAN PERSONAL CONMIGO (NOSOTROS) DA LA OPORTUNIDAD DE VER LA OTRA CARA QUE SIEMPRE SE LLEVA POR DENTRO…. SUERTE SUQUITO QUE DIOS TE BENDIGA…

    CON CARIÑO MIREYA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Suscribirse

Twitter TimeLine

Twitter

Twitter Button from twitbuttons.com

Creative Commons

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Blog Stats

  • 43,924 hits

Visitantes Actuales

hit counters

Suscrito a:

Add to Technorati Favorites Ecuablogs.Com

Powered by FeedBurner

My del.icio.us


A %d blogueros les gusta esto: